CYBEX OFRECE CONSEJOS PARA QUE LOS BEBÉS VIAJEN SEGUROS EN INVIERNO

Cómo llevar a tu bebé en la silla de coche en invierno.

En invierno los padres se preocupan de llevar a los más pequeños calientes y protegidos, pero los abrigos y chaquetas acolchadas pueden constituir un riesgo en una silla de coche. Cybex ha preparado unos sencillos consejos para que también en invierno los bebés vayan seguros en el coche.

El cinturón de las sillas de coche tiene que ir lo más ajustado posible al cuerpo del bebé. Esta sujeción garantiza la máxima seguridad en caso de accidente o de golpe seco. Por eso es fundamental que, cuando sentemos a los niños en la silla de coche, les quitemos el abrigo o la chaqueta que lleven. En caso contrario, estas prendas pueden provocar la creación de un peligroso espacio entre el cinturón y el cuerpo del niño que impida al cinturón ejercer al 100% su función protectora, lo que supone poner en peligro la seguridad del niño.

Entonces, ¿cómo protegemos al bebé del frío y evitamos que esté en peligro a la vez?

Capas, capas y más capas

En vez de llevar una chaqueta acolchada, es aconsejable vestir a los más pequeños a base de capas. Una camiseta cómoda, un jersey polar fino y una chaqueta de lana, por ejemplo. Vestirles de este modo los mantendrá calientes, sin el riesgo de que el material les comprima en exceso y permitirá que el cinturón esté sujeto al cuerpo del niño sin espacios de por medio.

Usar una manta

Otra de las alternativas para mantener al bebé caliente y seguro en su silla de coche es colocar una manta por encima del bebé una vez hemos abrochado al niño correctamente en ella. De esta forma, estará caliente, seguro y tan cómodo como si estuviese en su propia cama.

¿Y si no tenemos manta?

En ese caso, podemos usar las prendas de abrigo para taparles por encima una vez colocados y abrochados en la silla. Y si el viaje o trayecto requiere estar moviendo al bebé de la silla de auto al cochecito, se puede aprovechar el saco cubrepiés para taparlo. El nuevo saco cubrepiés CYBEX SNØGGA es ideal para ello. Con su relleno fabricado con material Thinsulate y su clasificación de aislamiento TOG 4, este saco universal mantiene el calor en su interior incluso cuando está mojado, pudiéndose usar en temperaturas que oscilen desde los 10°C hasta los -10°C. Además, se trata de un producto ultracompacto que apenas ocupa espacio y se enrolla de forma que cabe en una bolsa o en la misma cesta del cochecito.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y terceros para ofrecer una buena experiencia al usuario y mejorar nuestros contenidos mediante el análisis estadístico de las visitas. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar